Llega el 'helimulching', la paja lanzada desde helicópteros para sanar la superficie quemada por los incendios

Posted on

Se conoce como el helimulching y aunque no es una iniciativa inédita -Galicia comenzó a aplicarla en pruebas en el 2010- se impone cada vez más como medida urgente de regeneración en las superficies calcinadas, evitando una mayor erosión del terreno como consecuencia de los graves incendios. De origen anglosajón, la palabra procede de la suma de dos términos: helicóptero (heli) y mulching (acción de extender una cama vegetal) y su principal objetivo es evitar que las cantidades de cenizas resultantes del fuego logren semanas después desembocar, ladera abajo, en arroyos o ríos.

Este recurso, que con el paso de los años ha ido mejorando su eficacia desde el punto de vista técnico, permite actuar en grandes superficies y obtener una cobertura rápida del suelo quemado. Se busca crear una cubierta sobre el terreno antes de la llegada de las lluvias del otoño -si es que llegan en esta época de sequía extrema- para comenzar a regenerar las zonas arrasadas por el fuego, y en un futuro que se pueda sembrar. Una de sus características es que no puede aplicarse en toda la extensión del incendio porque su rentabilidad se consigue si se aplica incluso en un pequeño porcentaje -entre el 5 y un 15% de la superficie quemada-, lo que supone que hay que elegir la superficie seleccionada para garantizar su éxito.

Para que mejore su efectividad, tiene que aplicarse sobre elevadas pendientes que hayan sufrido una alta incidencia por el fuego, evitando su proximidad a núcleos de población, cauces de ríos y espacios naturales protegidos. El daño por el fuego no sólo se produce en el instante de las llamas, sino que también hay que evitar las derivadas posteriores, y una de las principales “se produce al crearse escorrentías y riadas que arrastran las propias cenizas negras junto a los residuos vegetales afectados hasta el agua, produciendo, todavía más, daños irreparables en el medio ambiente”.

Lo advierte Paco Castañares, experto forestal y ex director general de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, quien se muestra a favor de la utilización del helimulching para conseguir “una cubierta protectora del suelo con materiales como la paja de cereales”.

Desde la semana pasada, en Extremadura, región azotada por graves incendios en julio, se está aplicando este método en las principales zonas afectadas de Las Hurdes (3.323 hectáreas afectadas por el fuego) y Monfragüe (2.775) donde los helicópteros (modelo Águila 7) sobrevuelan estos días en turnos de ocho horas consecutivas lanzando importantes cantidades de paja. Próximamente, también se tiene previsto hacerlo en la Sierra de Gata.

CADA CARGA DE 900 KILOS

La confección de cada carga que transporta el helicóptero es una labor minuciosa que comienza a ser elaborada por las cuadrillas de operarios, que se encargan de apilar y preparar las cargas de paja para posteriormente engancharlas a la aeronave, desde donde se sueltan en cada operación. En concreto, se trata de depositar la paja a modo de alfombras en las laderas con más pendiente, evitando así que la ceniza llegue a los cauces, según indica el jefe de obra de Tragsa en Extremadura, Daniel Tabares, quien detalla que en cada carga el helicóptero transporta 900 kilos de paja, en ciclos de no más de cinco minutos, cubriendo por descarga unos 500 metros cuadrados de superficie. También se suele aplicar la técnica del mulching o acolchado de astilla repartida en el terreno.

Este tipo de recurso tuvo su origen en Estados Unidos en 2006 y el Centro de Investigación Forestal de Lourizán (Pontevedra) lo adaptó cuatro años después con éxito en la comunidad gallega, una zona habitualmente muy castigada por los incendios. De ahí fue adoptada en países como Grecia y Portugal, víctimas usuales de las llamas. De hecho, hace dos años, técnicos del Institutoda Conservação da Natureza e das Florestas de Portugal se desplazaron a Orense para comprobar in situ los trabajos de recuperación que se estaban realizando en más de 80 hectáreas calcinadas en el término municipal de Lobios. Los resultados del helimulching parecen tener cada día más aceptación.

Para que realmente esta técnica tenga un resultado positivo se necesita que no llueva, o en todo caso muy poco, una cuestión paradójica porque los agricultores padecen desde hace meses una sequía de consecuencias alarmantes: “Como empiece a caer agua, la paja lanzada y la ceniza acumulada irían a parar al mismo sitio”, advierte Manuel Santos, ganadero de Jaraicejo (Cáceres).

Para esta primera fase se prevé una semana de trabajos, en la que se levantarán diques de contención con paja y piedra para evitar el deslizamiento de la ceniza. A continuación, se tiene previsto cortar y retirar la madera quemada para evitar consecuencias adversas de tipo fitosanitario, se adecuarán pistas forestales y se construirán otras nuevas para disponer de más accesos. “La paja es una buena alternativa”, opina Castañares, al destacar que “ayuda a sujetar la tierra, a enraizarla, sobre todo si es grano de cereal”, aunque en ocasiones es un recurso “más aparatoso que efectivo”, opina.

El plan de actuación en Extremadura prevé la recuperación forestal con especies autóctonas de la zona, sembrando, entre otros, encinas y alcornoques, a lo que se suman los castaños en las Hurdes.

EL CASO DE MONFRAGÜE

Para Castañares es urgente programar un plan de adecuación dentro del Parque Nacional de Monfragüe que evite el “riesgo evidente” de que restos vegetales quemados y tierra fértil pueda contaminar gravemente las aguas a través de las gargantas del Cubo y Riofrío, de arroyos (Giraldo y sus afluentes) y ríos (río Tajo, embalse de Torrejón). Por eso, Castañares subraya que no es suficiente con el helimulching, que se aplicará en la zona de la Reserva de la Biosfera pero no en todo el parque, por lo que habría que trabajar desde ya en la construcción de albarradas, fajinas y caballones, “aprovechando los restos de la madera quemada para situarlos a modo de barreras en las laderas, a diferentes alturas, con el fin de ir frenando los arrastres y consolidando el suelo”.

Además, a su juicio, en los cursos de agua se deben construir muros de piedraseca en los cauces, comenzando por las vaguadas en las que nacen y continuando después por todo el cauce. Se trata de crear “pequeños diques construidos uno tras otro y que se irán colmatando con la tierra, las cenizas y los restos vegetales quemados con el fin de decantar y frenar los arrastres para impedir que alcancen las partes bajas de los cursos de agua y lleguen al embalse”.

Castañares, presidente de la Asociación de Amigos de Monfragüe, critica que las aguas embalsadas, “no tienen capacidad de autodepuración, agravándose en ellas, por tanto, las consecuencias de la contaminación que llegue al embalse, otra vez por culpa de los aprovechamientos hidroeléctricos ilegales de la compañía Iberdrola”. Finalmente, advierte de que a día de hoy no hay noticias sobre las medidas concretas que se van a tomar dentro de corazón del Parque Nacional, donde se quemaron 398 hectáreas por 2.700 hectáreas en la Reserva de la Biosfera que la rodea, según los datos aportados por Castañares.

LECCIONES DEL FUEGO

“No creo que las cosas cambien”, advierte Manuel Santos sobre la prevención en la gestión para evitar los incendios en zonas forestales y ganaderas: “Suena duro, pero si el incendio hubiera arrasado con todo el parque nacional quizás los políticos se hubieran visto obligados a cambiar los reglamentos, a dejar que nuestros animales pasten, a que puedan acceder los propios propietarios que incluso muchas veces no pueden, a que se deje cazar… pero no soy optimista, al contrario, todo seguirá igual”, pronostica con pesimismo Santos desde una de las zonas más gravemente afectadas por los graves incendios de este verano en España. “Sólo somos titulares de las fincas para pagar los impuestos, pero para nada más nos valen”, denuncia. Los resultados, el próximo verano.

‘-‘+m)).toLowerCase();var found=ownAttrs.filter(function(a){return a===’data-‘+dashed;})[0];if(!found){div.setAttribute(‘data-‘+dashed,value);}} return div;};var getFilteredGroups=function(){var elements=selectElements(ORIGINAL_ELEMENT_SELECTOR);var groups=elements.map(function(node){var container=node.closest(ROOT_SELECTOR);var childs=selectElements(CHILDS_SELECTOR,container);var cxId=node.getAttribute(ATTRS.cxId);var index=getWidgetPlaceIdx(childs,node);var isPremium=checkIfAttrIsTrue(node,ATTRS.isPremium);var isBasic=checkIfAttrIsTrue(node,ATTRS.isBasic);var breaks=breaksRule(childs,index);return{breaks:breaks,container:container,childs:childs,cxId:cxId,originalElement:node,index:index,isBasic:isBasic,isPremium:isPremium};});var filtered=groups.filter(function(group){return group.container&&group.childs&&group.childs.length>0&&group.index!==-1&&!group.isPremium&&group.isBasic&&group.cxId;});return filtered;};var getWidgetPlaceIdx=function(children,originalElement){var nodesInContentBody=children;var index=0;for(var i=0;i

Conforme a los criterios de

The Trust ProjectSaber más{ul&&ul.setAttribute(‘aria-hidden’,’false’);ul&&ul.classList.remove(“hidden-content”);})}} function closeFeaturedLinks(element,button,uls){element&&element.classList.toggle(“ue-c-popular-links–closed”);button&&button.setAttribute(‘aria-expanded’,’false’);let span=button&&button.querySelector(“span”);span.innerHTML=”Ver enlaces de interés”;if(uls){uls.forEach((ul)=>{ul&&ul.setAttribute(‘aria-hidden’,’true’);ul&&ul.classList.add(“hidden-content”);})}}]]>

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Facebook Verified Badge for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services