La UE encarrila “una intervención de emergencia temporal” para atajar los beneficios extraordinarios de las eléctricas

Posted on
  • Corresponsal

    Bruselas

Actualizado Viernes, 9 septiembre 2022 – 20:25

Amplio consenso para las “contribuciones solidarias” de quienes más están ganando y reducir el consumo, pero posiciones enfrentadas y dudas técnicas sobre los topes al gas

Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica,, junto al ministro de Industria y Comercio checo, Jozef Sikela, durante el encuentro celebrado este viernesStephanie LecocqEFE

Los ministros de Energía de los 27 han consensuado este viernes las líneas maestras de la intervención del mercado energético que van a llevar a cabo en las próximas semanas. Pero aunque las aspiraciones están definidas, sólo las medidas menos polémicas, como la reducción del consumo nacional y líneas de liquidez y reducción de colaterales a los operadores solventes que se ven más amenazados por la crisis, parecen estar garantizadas. Para el resto hará falta mano izquierda, negociación y las diferentes posiciones parecen apuntar a medidas voluntarias, flexibles y con muchas excepciones.

“No ha sido una discusión sencilla y no será la última, pero hemos logrado encontrar una dirección clara” ha apuntado la comisaria de Energía, Kadri Simson. Los gobiernos creen que el camino pasa por poner coto a los beneficios extraordinarios de las empresasenergéticas, tanto las de combustibles fósiles como los de los productores de energías inframarginales, como renovables y nuclear, y redirigirlos hacia los consumidores, en especial los hogares más vulnerables. En esos parece haber bastante consenso, de norte a sur y de este a oeste. Para las fósiles hablan de una “contribución solidaria” y las demás de un tope a sus ingresos. Puede ser que se generen más ingresos para las arcas públicas o que las compañías opten por no trasladar subidas a los precios.

El próximo martes la Comisión, tomando nota de estas conclusiones, hará pública una propuesta legislativa, y antes de finales de mes se convocará otro Consejo extraordinario con los ministros del ramo para intentar aprobarlo. La coreografía estaba clara desde hace tiempo. Se buscaba hoy un mensaje político, directrices, líneas rojas, pero no podía haber decisiones sin una propuesta formal sobre la mesa. Y nadie quería, como sucedió en el pasado, que la Comisión se lanzara sin tener bien atados los flecos, provocando respuestas airadas, como sucedió por ejemplo en julio al sugerir una reducción del consumo de gas del 15% lineal en todos los países, lo que provocó la reacción airada de España o Portugal.

Tras el encuentro parece que los gobiernos a día de hoy no se oponen a poner un tope al precio a pagar por el gas y piden que se exploren fórmulas. Esta es la parte más delicada. El texto de resumen escrito por la presidencia checa apunta a que los ministros invitan ahora a la Comisión a “proponer una intervención temporal y de emergencia, incluyendo un tope al precio del gas”. Eso podría ir desde algo parecido a la excepción ibérica, como insiste España, a algo completamente diferente. Alemania o Países Bajos, muy reacios a intervenciones radicales o un desacople total que ponga el peligro el mercado, no son entusiastas. Ni la propia Comisión, que es la que debe hacer el trabajo técnico, tal y como ha dejado caer Simson.

La vicepresidenta española, Teresa Ribera, ha señalado que “ha habido reconocimiento al mecanismo ibérico y su bien funcionamiento, e incluso varios países piden aplicarlo en su mercado. Nuestra valoración es que si tienen un porcentaje de renovables alto, funciona, pero donde el porcentaje de generación eléctrica que viene de energías fósiles es alto no funcionará, y es difícil, no se puede extender. Francia o Rumanía podrían interesarse, pero no más de 10 países, siendo generosos, podrían acogerse a la idea por su tipo de mix energético. Si la mitad de Europa es una “excepción” el mercado tendría muy complicado funcionar, pues los ajustes en frontera serían un caos. Hay otras opciones, como los llamados contratos por diferencias. Pero se antoja una de las partes técnicamente más complicadas en la propuesta que la Comisión debe hacer el martes.

Limitar las importaciones de gas ruso

Se ha hablado también en la reunión del gas ruso. Según Ribera, “Hay consenso, sólo un país no comparte la idea, pero hay consenso” en poner límite a las importaciones de gas ruso porque el “comportamiento especulativo” detectado preocupa mucho. Pero hay problemas. Hay socios que lo ven demasiado peligroso o un engorro, sobre todo cuando el gas ruso es ya sólo el 9% del que entra en la UE. Otros quieren que el tope sea para todos, incluyendo socios como Noruega o Argelia. O que afecte también al gas licuado, aunque allí el riesgo de que los barcos se desvíen es real. “Es quizás el punto más abierto”, ha reconocido la vicepresidenta española. “Cuatro de las cinco propuestas podemos aceptarlas con pequeñas modificaciones, pero eso no resolverá el problema y las amenazas a la seguridad energética. La quinta propuesta, un tope al gas ruso, es absurda”, ha dicho el ministro húngaro, cuyo Gobierno es el principal aliado de Rusia desde el principio en todo lo que tiene que ver con energía o sanciones.

El Consejo pide también directrices claras para una reducción (probablemente voluntaria) del consumo eléctrico, en especial en las horas punta. Y multiplicarán las ayudas a las empresas del sector que estén atravesando apuros financieros por la subida de precios y el encarecimiento de los colaterales que tienen que presentar. “Creemos que la propuesta es interesante, pero el impacto varía de país a país según la elasticidad de la demanda. La Comisión debe introducir margen de flexibilidad”, ha dicho Ribera. “Es importante tener visión de conjunto sobre, ver caso a caso y que no haya distorsiones que dificulten la consecución del objetivo o la viabilidad del tejido productivo”, ha zanjado.

Simson explicó al concluir el encuentro que su equipo fijará un mecanismo para atajar esos beneficios de las empresas que producen energía sin gas (renovables o nuclear, por ejemplo) y para redistribuir esos ingresos entre los consumidores. “Necesitamos instrumentos que aseguren una distribución justa de esos beneficios de los que está disfrutando el sector de la energía (…) La semana que viene haremos propuestas sin precedentes para una situación sin precedentes”.

El giro, en el discurso, el enfoque, el lenguaje, la ambición, es llamativo. Hace un año había bromas, burlas y falta de respeto a quienes pedían “medidas audaces”, como España. Ahora, en cambio, se presume abiertamente de una intervención en profundidad. La Haya y Berlín no quieren reventar el mercado, pero sus posiciones han perdido fuerza. “Hay un acuerdo unánime en que hacen falta mecanismos de intervención en el mercado mayorista eléctrico”, ha celebrado la vicepresidenta española. “Estoy satisfecha porque hoy se ha entendido bien por qué es importante intervenir y que una frase como ‘el mercado funciona’ no vale siempre. Era impecable pero estaba muy distorsionado y se ha puesto hoy de manifiesto. El mercado no ofrece lo que se esperaba y la pulcritud técnica se ha de complementar con una voluntad política que ayude a los ciudadanos. Es un cambio de paradigma muy importante. Lo que era debate complicado hace un año hoy era premisa respaldada por todos. El mercado no funciona y es imprescindible una intervención que coloque los precios muy por debajo de lo que están hoy. Ha sido una pena perder este año pero lo importante es que hay consenso hoy, es un cambio total de los términos”, ha festejado.

‘-‘ + m)).toLowerCase(); var found = ownAttrs .filter(function (a) { return a === ‘data-‘ + dashed; })[0]; if (!found) { div.setAttribute(‘data-‘ + dashed, value); } } return div; }; var getFilteredGroups = function () { var elements = selectElements(ORIGINAL_ELEMENT_SELECTOR); var groups = elements.map(function (node) { var container = node.closest(ROOT_SELECTOR); var childs = selectElements(CHILDS_SELECTOR, container); var cxId = node.getAttribute(ATTRS.cxId); var index = getWidgetPlaceIdx(childs, node); var isPremium = checkIfAttrIsTrue(node, ATTRS.isPremium); var isBasic = checkIfAttrIsTrue(node, ATTRS.isBasic); var breaks = breaksRule(childs, index); return { breaks: breaks, container: container, childs: childs, cxId: cxId, originalElement: node, index: index, isBasic: isBasic, isPremium: isPremium }; }); var filtered = groups.filter(function (group) { return group.container && group.childs && group.childs.length > 0 && group.index !== -1 && !group.isPremium && group.isBasic && group.cxId; }); return filtered; }; var getWidgetPlaceIdx = function (children, originalElement) { var nodesInContentBody = children; var index = 0; for (var i = 0; i

Conforme a los criterios de

The Trust ProjectSaber más{ul&&ul.setAttribute(‘aria-hidden’,’false’);ul&&ul.classList.remove(“hidden-content”);})}} function closeFeaturedLinks(element,button,uls){element&&element.classList.toggle(“ue-c-popular-links–closed”);button&&button.setAttribute(‘aria-expanded’,’false’);let span=button&&button.querySelector(“span”);span.innerHTML=”Ver enlaces de interés”;if(uls){uls.forEach((ul)=>{ul&&ul.setAttribute(‘aria-hidden’,’true’);ul&&ul.classList.add(“hidden-content”);})}}]]>

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Facebook Verified Badge for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services