Julián Ruiz: “Estuve con Lou Reed a las 5 de la mañana en Gran Vía comprando jeringuillas para pincharse”

Posted on

Actualizado Mi̩rcoles, 7 septiembre 2022 Р01:39

Julián Ruiz (Murcia, 1950).JAVIER BARBANCHO

Murcia, 1950. Legendario periodista musical, productor y compositor, el colaborador de EL MUNDO (lea aquí su blog ‘Cortador de césped’) Julián Ruiz ha reunido sus tesoros discográficos en la exposición ‘Los vinil[o]s de Plásticos y Decibelios’, en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid. Hasta el 18 de septiembre permanecerá abierta, con visitas guiadas a cargo del propio Julián Ruiz los días 8 y 15 a las 19,00 horas.

¿Qué le diría a un chaval para el que las portadas de los álbumes son un cuadradito enano en el reproductor de ‘streaming’?Pues lo que dijo en la presentación Miguel Ríos, que lo tuve de invitado especial y de ‘padrino’: esto va contra la música basura. Por lo menos, que nos demos cuenta que esto existió y aún existe todavía . Mi esperanza es que Harry Styles, que es el niño bonito de la música ahora, lleva 1.300.000 álbumes de vinilo vendidos. Pero me temo que tampoco es una resurreción del vinilo. Es más un objeto de culto. Eso es muy bueno, francamente.
¿Y qué más?
Las portadas de los vinilos son el puro arte, maravilloso, del siglo XX. En todos sus aspectos desde lo clásico hasta lo pop: Mira todos los Andy Warhol que hay en la exposición y que son obras maestras. O Joan Miró para Raimon y María del Mar Bonet. O la manzana de Magritte en ‘The listening room’ para aquel disco con Jeff Beck a la guitarra, Ronnie Wood al bajo, Tony Newman a la batería y Rod Stewart cantando. Eso lo vio Paul McCartney, que es más listo que el hambre, y le dio la idea para un sello discográfico Y luego la mordió un poco Steve Jobs y mira.
También hay un apartado de bandas sonoras, con un lugar destacado para ‘El último emperador’.
A Bertolucci le gustaba mucho la Yellow Magic Orchestra y le pidió a Ryuichi Sakamoto que hiciera la música de ‘El último emperador’. Sakamoto me lo comentó: “Yo no sé escribir música, Julián”. Y le respondí: “Eso te lo arreglo yo”. Porque yo trabajaba con Hans Zimmer, que tenía el famoso Fairlight. Me iba a Londres y me programaba. Ha sido siempre un músico infame, no sé cómo ha llegado hasta ahí. Y eso que lo metí en la gira de Mecano.
Es verdad, hay un vídeo muy loco con Ana Torroja y él en Segovia.
En la cúspide de la fama le digo: “Hans, coño, dame algo, alguna banda sonora que no quieras, que te ofrecen 800.000. Porque me gusta mucho el cine y me encantaría hacer alguna. Y me respondió: “Vamos a ver, ‘Yulian’. ¿Tú eres judío?”. Y yo: “No”. “¿Eres maricón?”. Tampoco. “Pues no tienes nada que hacer”.
Usted tiene 600.000 vinilos.
En buen estado.
¿…?Luego tengo otros 600.000 jodidos.
¿Qué hace un ser humano con más de un millón de vinilos?
No sé. El sentido de la posesión de la propiedad. Es un extraño sentido que he tenido desde pequeño. Tal vez gracias a mi padre, al que tanto debo.
¿Cómo ha sido el proceso de selección para esta muestra?
Escoger es dolorosísimo. Lo he pasado muy mal. Los quieres a todos, sobre todo a los grandes. En realidad la exposición es de hace tres años, pero tocó la pandemia. Así que me ha dado tiempo a seleccionarlo bien todo.
Usted también ha sido músico y se ha llevado con músicos.
Yo salía con Cecilia. Yo ni conducía y ella tenía un mini en el que íbamos a restaurantes chinos. Y una vez fuimos a su casa y me dijo: “Julián, quiero ponerte algo que, francamente, creo que es lo mejor que he hecho”. Y me puso una maqueta con la guitarra. Y cuando termina la canción digo: “Esto va a ser el número uno. Seguro”. Era el ‘Ramito de violetas’. Fíjate la carga emocional que tiene eso.
Ya.Yo le hice cantar ‘Lady Stardust’ de Bowie, porque era bilingüe, buenísima. Y le hice cantar también con Los Canarios, el grupo de Teddy Bautista. Y le descubrí a éste Elton John. No sé por qué, me veían afines a ellos. Tal vez porque sabían que sabía.
¿Y se ha llevado especialmente bien con alguien del extranjero?
Yo ponía Coldplay cuando nadie lo hacía. Incluso Chris Martin me escribió el prólogo de un libro. Y ahora llenan cuatro días seguidos el Estadio Olímpico de Barcelona. ¿Cómo crees que me siento? Chris me dice: “Sin ti no habríamos sido nada”.
¿Por qué?En la primera entrevista me dijo: “No vamos a hacer ni el segundo álbum. Esto no va bien”. Pero qué dices, si tú tienes una voz que es mágica. Es algo que se mete en el alma.
¿Y con Michael Jackson, que se cumplen 40 años de su ‘Thriller’?
Nunca he sido un ‘fan fan’ de Michael Jackson, pero estuve en Neverland cuando presentó ‘Bad’ y tenía un carisma que sobrepasaba eso. Era como un santo. Una estrella que siempre va a mirar a las estrellas porque tiene relación con ellas.
Ya, pero…Sí, vale, lo ha hecho. ¿Y qué? ¿Cuantas perversiones hay, incluso en el seno de la política? ¿Es que sólo tienen que ser las sexuales? ¿Y jorobar al pueblo y matarlo de hambre? ¿Eso qué? Abusar de niños es horrible. Pero ahí están otros casos como Frank Sinatra. Siempre digo que mira si es difícil triunfar en la música, que siendo Sinatra, necesitaba incluso a la mafia.
¿Qué le pasaba a Jackson’?Que tenía una dolencia que la padeció el propio Pu Yi, el último emperador chino, quien también se acostaba con niños: ser tan grandes y tener todo lo que quieres de pequeño que ya se quedan en la niñez, jugando con niños y siendo un niño. Por eso Peter Pan, Neverland.
De entre todas sus anécdotas con músicos, ¿con cuál se queda?
La primera vez que tocó aquí Lou Reed, en el pabellón del Real Madrid, yo había escrito una cosa para ‘Popular 1’. Y me llamaron diciendo que quería conocerme. Fui y fue como si me conociera de toda la vida. Me llevó a su hotel, el Princesa, en la calle Princesa, y el estaba con su novia, Rachel, que hablaba español como tú y como yo y que era un travestí. Y todo fenomenal, pero a las cinco de la mañana: “Nos tenemos que ir”. Y bajando Princesa y Gran Vía buscando una farmacia de guardia para comprar jeringuillas.
Hermoso final.
Lou siempre me quiso. Una vez estuvimos Bowie, Lou, su mujer Laurie Anderson y yo viendo ‘El Rey León’ en Nueva York.
¿Bowie también?Parece que me estoy tirando el rollo, pero Bowie y yo fuimos una vez a la tienda en París de Thierry Mugler y él se compró una chaqueta verde y yo una roja, así, sin solapas.
¿Alguna frustración que le haya quedado en todos estos años?
John Lennon era un cantante mucho mejor que Paul, que era mejor compositor y músico. Es el único al que no me atreví a conocerlo, tontamente, y eso que estuve en la puerta de los Dakota.
¿Y algo que ha aprendido de tratar con estrellas?
Todos mean y cagan. Y todos con sus defectos, por encima de la estrategia estelar que tengan. Pero los que han tenido mucha pose nunca han sido muy grandes.
¿Y ahora?Sigue habiendo buena música. Lo que pasa es que no hay prescriptores y nos enchufan la música basura de usar y tirar, como dice Miguel.
¿Qué le parece que el reguetón concite tanto el éxito del público como de la crítica?
Es una gilipollez. Además, que se ha descubierto que el reguetón no es ni siquiera un ritmo original puertorriqueño. Es polaco, viene de un baile de Polonia. Pero ojo, es muy difícil hacerlo. Yo lo he programado en el estudio y me ha costado. Es que los españoles no estamos acostumbrados al tres por cuatro, somos de cuatro por cuatro.
Hablemos de su faceta de productor.
Ahora han declarado ‘Eloise’ el mejor tema de la historia del pop español. Pero es que tuve que echar a Tino Casal de la mezcla. ¡Había 16 pistas de orquesta!
Aparte de ése, ¿con qué otro momento se quedaría?
El mayor gozo de mi vida fue escuchar la música de ‘Lawrence de Arabia’ en el Estudio 1 de Abbey Road, tocada en vivo por 120 tíos. Se lo dije a Luis Cobos cuando le hice aquel disco de los Oscar en 1992: la música de cine va a ser la música clásica en el siglo XXI. No lo entendió. Y mira ahora: en el Teatro Rea y el Auditorio Nacional suenan John Williams, Hans Zimmer…
Ya que menciona la clásica, ¿cuáles son sus preferencias en ese campo?Brahms como músico era superior a todos. Porque Beethoven era más intuitivo y Mozart más centellante. Pero Brahms es una técnica de orquestación, de todo.
¿Por qué abandonó la cabina de grabación?
Me cansé de producir a grupos porque un gilipollas, no voy a decir quién, me soltó: “Yo es que quiero que suene como David Gilmour”. Pues cuando tengas ese sonido, hablamos.
Entre sus producciones destaca el álbum de Alaska y los Pegamoides.
Yo creía que no lo sacaban. Se lo puse a Miguel Ríos, muy amigo mío, y me dijo: no te lo van a publicar. Y yo: Miguel, no me digas eso. Porque era mi tercer disco. Es un milagro que saliese. El culpable fue Rafael Abitbol. No lo ponían en Los 40, pero la primera semana entró en el puesto 17 de los más vendidos. Y ése fue el disco que cambió Los 40 totalmente, desde Sabina y Camilo Sesto, a aquello otro que empezaba.
¿Con quién se queda de aquella ‘troupe’?
Carlos Berlanga tenía una facilidad, como los genios, como Bowie, de ser una esponja, coger las cosas y darle la vuelta con una inteligencia maravillosa.
Otra de sus pasiones es el fútbol. ¿Por qué la gente se vuelve loca con el balompié?
Todos los deportes son con la mano: baloncesto, tenis, golf… Pero amigo, en el cuerpo no hay nada que esté más lejos que la cabeza y el pie. Por eso es el que más asombra. Esa chilena de Bale… Es, como yo le llamo, el gran circo de los deportes. Es muy difícil ver eso.
¿Es usted ‘mourinhista’?
Cuando estuvo en el Madrid era muy bueno, pero Mourinho se acabó. Es como decía Keith Richards en una canción: “I’m losing my touch”.
¿Qué música le pondría a Messi?
El ‘Adagio’ de la ‘Quinta’ de Mahler, cuando regatea.
¿Y a su compañero Sergio Ramos?’Rock and roll animal’. ¿Alguna otra banda sonora futbolera?
Me tiene loco Haaland, que es como la ‘Cabalgata de las valkirias’ de Wagner.
Tiene para todos.Todo tiene su explicación musical. Y no acabarán nunca con la música porque es el único arte que no puedes coger, que está en el aire, es éter, magia.
Usted es también conocido por sus americanas. ¿Tiene alguna que no sea chillona?
Compré dos de pana, pero me costaba llevar algo así, así que las he tirado.
¿Es usted el último superviviente de un mundo que desapareció?
Es verdad. Todo eso ya no existe. Se murió con Joaquín Luqui.
¿Cómo le gustaría ser recordado?
Un hombre al que le gustaba la música, el fútbol y el Antiguo Egipto.
‘-‘ + m)).toLowerCase(); var found = ownAttrs .filter(function (a) { return a === ‘data-‘ + dashed; })[0]; if (!found) { div.setAttribute(‘data-‘ + dashed, value); } } return div; }; var getFilteredGroups = function () { var elements = selectElements(ORIGINAL_ELEMENT_SELECTOR); var groups = elements.map(function (node) { var container = node.closest(ROOT_SELECTOR); var childs = selectElements(CHILDS_SELECTOR, container); var cxId = node.getAttribute(ATTRS.cxId); var index = getWidgetPlaceIdx(childs, node); var isPremium = checkIfAttrIsTrue(node, ATTRS.isPremium); var isBasic = checkIfAttrIsTrue(node, ATTRS.isBasic); var breaks = breaksRule(childs, index); return { breaks: breaks, container: container, childs: childs, cxId: cxId, originalElement: node, index: index, isBasic: isBasic, isPremium: isPremium }; }); var filtered = groups.filter(function (group) { return group.container && group.childs && group.childs.length > 0 && group.index !== -1 && !group.isPremium && group.isBasic && group.cxId; }); return filtered; }; var getWidgetPlaceIdx = function (children, originalElement) { var nodesInContentBody = children; var index = 0; for (var i = 0; i

Conforme a los criterios de

The Trust ProjectSaber más { ul && ul.setAttribute(‘aria-hidden’, ‘false’); ul && ul.classList.remove(“hidden-content”); }) } } function closeFeaturedLinks(element, button, uls) { element && element.classList.toggle(“ue-c-popular-links–closed”); button && button.setAttribute(‘aria-expanded’, ‘false’); let span = button && button.querySelector(“span”); span.innerHTML = “Ver enlaces de interés”; if ( uls ) { uls.forEach((ul) => { ul && ul.setAttribute(‘aria-hidden’, ‘true’); ul && ul.classList.add(“hidden-content”); }) } } ]]>

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Facebook Verified Badge for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services