Isabel II, la reina del éxito postcolonial del Reino Unido

Posted on

Actualizado Sábado, 10 septiembre 2022 – 10:02

Tras la independencia de la India, la reina consiguió que Reino Unido continuase siendo un referente para los nietos del imperio, ‘una gran familia de naciones’.

La Reina de Inglaterra, en 1961, durante su primera visita a la India.

Cuando la novela El buda de los suburbios, de Hanif Kureishi, apareció publicada en España (Anagrama, 1991), su crítica en la revista Ajoblanco dijo que los indios y los pakistaníes que vivían en el Reino Unido podían darse por satisfechos si se comparaban con sus vecinos franceses. En Francia, se decía entonces, los árabes y los negros sólo salían en la televisión como futbolistas o como delincuentes; en cambio, en el Reino Unido aparecían como políticos, médicos o arquitectos, salían incluso presentando las noticias de la BBC. Y eso que al año siguiente, el Frente Nacional de Jean-Marie Le Pen sólo recibió el 13% de los votos en las elecciones legislativas que ganaron los gaullistas de Chirac; aún no era el actor principal de la política francesa que es hoy.

30 años después, la muerte de Isabel II deja como uno de sus legados el éxito del Reino Unido como metrópoli postcolonial. La reina de los 70 años heredó un país deprimido por la independencia de la India pero deja otra nación renovada que vuelve a ser el centro de referencia para millones de nietos del Imperio. La demostración está en la misma literatura: Dereck Walcott, Wole Soyinka, V.S. Naipaul y Abdulrazak Gurnah, un santalucense, un nigeriano, un indio y un tanzano, ganaron el Nobel de Literatura empleando el idioma de la metrópoli. Puede que Salman Rushdie se una a su lista este año. Y, si incluimos a los africanos blancos que escriben en inglés, habrá que incluir a Nadine Gordimer, a John Maxwell Coetzee y, quizá, a Doris Lessing. El único africano que ha ganado el Nobel por su obra en francés es Albert Camus.

¿Cómo interpretar ese dato? “La primera idea que se me ocurre tiene que ver con la tradición de la diplomacia británica. Del Reino Unido se decía siempre que fue la peor metrópoli posible, pero que tuvo la habilidad de dejar grandes relatos en su favor. Francia se fue de Argelia en una guerra. El Reino Unido se fue de la India en un pacto, aunque no creo que su política hacia la India fuese mejor”, explica José Antonio Gurpegui, catedrático de Estudios Norteamericanos y profesor de Literatura Norteamericana en la Universidad de Alcalá de Henares. “El Reino Unido siempre tuvo la mejor diplomacia del mundo, dibujó el mapa de África y de Oriente Próximo según sus intereses y logró que revestir su papel histórico de una apariencia de caballerosidad. Yo tuve mucho trato íntimo con Dereck Walcott y no le oí decir una palabra irónica de la cultura británica. Su mayor deseo era transmitirle esa cultura a su hija”.

“Walcott, Soyinka y Naipaul fueron criticados por lo mismo: por encarnar los valores de la metrópoli con más entusiasmo que los mismos ingleses. De Rushdie se ha dicho lo mismo y me parece un poco absurdo, pero también es significativo”, añade Santiago Vázquez, profesor de la UAH dedicado a los estudios postcoloniales y a la literatura de la Antillas. “Es significativo de que es verdad, de que el Reino Unido tuvo éxito en la integración cultural de sus antiguas colonias. Desde los años 50 hay gente en las universidades del Reino Unido investigando en temas postcoloniales. Y en los 80 y 90 ese interés ya cristalizó en un boom literario”.

Hablamos de literatura, pero lo mismo se podría contar de la música pop, con la explosión del reggae, de la educación (17 de las mejores 100 universidades del mundo están en la isla, según el ránking de la consultora QS) y de la economía: la tercera mayor fortuna del Reino Unido pertenece a la familia Hinduja, procedente de Karachi.

“Londres era el lugar más atractivo que podíamos imaginar los irlandeses de mi generación. Todo sonaba emocionante: las tiendas, la música, los indios, los antillanos… Nos fascinaba. Daban igual los problemas políticos en el norte, porque los irlandeses siempre hemos tenido un refugio en Londres. Sobre todo los escritores. Siempre ha habido una demanda de escritores irlandeses en Londres”, explicaba el novelista Colm Tóibín en una entrevista reciente en EL MUNDO.

¿Por qué ha conservado Londres su atractivo para los nietos de aquellos que lucharon contra el Imperio? Óscar Pujol, director del Instituto Cervantes de Nueva Delhi, relativiza un poco ese éxito. “La fascinación india hacia el Reino Unido ha sido muy real, pero yo diría que era un asunto más propio de la élite que de la clase media. Hoy, es un paradigma muy cuestionado. Esta misma semana, la avenida Rajpath, la calle real, la gran avenida ceremonial de Nueva Delhi, ha recibido un nuevo nombre, Kartavya Path, la calle del deber”. Del deber patriótico, se entiende.

La cara de Isabel II, en la ópera de Sydney.MUHAMMAD FAROOQ

Pujol recuerda que Jawaharlal Nehru, el padre de la independencia india, fue un gran admirador del Reino Unido y que los británicos tuvieron el acierto de dejar una “casta” que hablaba, pensaba y trabajaba como “ingleses de piel oscura”. Hoy, 70 años después de la independencia, la posición de privilegio de esa casta se empieza a ver con ojos inconformistas. Aparecen políticos relevantes que no hablan inglés y se cortan con simbolismos que mantenían viva la tradición colonial. “En paralelo, cada vez hay más lecturas críticas de la historia de la India. ¿Por qué la India pasó de ser el país más rico del mundo a ser una imagen de pobreza en todo el mundo?”, explica Pujol.

¿Es muy pequeña esa india élite angloparlante? “Es difícil calcularlo, pero siempre se ha dicho que el 7% de los indios habla bien en inglés. Aunque, cuidado, los indios valoran mucho tener el inglés como uno de sus idiomas nacionales”, termina Pujol.

Y todo eso, ¿qué tiene que ver con la reina Isabel II? “A la reina se le supone un papel simbólico pero ha tenido un papel muy importante en esta visión postcolonial del Reino Unido. Hay muchos discursos suyos en los que insistía en que no era la reina de Inglaterra sino de la Commonwealth, de una ‘great family of nations’. Viajó muchísimo por los territorios del antiguo Imperio”, responde Luis Castellvi, doctor en Literatura por Cambridge y profesor en la Universidad de Manchester.

En el relato de Castellvi, el cosmopolitismo del Reino Unido moderno responde a una política de Estado que ha ido desde la corona hasta los planes de estudios universitarios. Pero también tiene una explicación natural, demográfica. “La población postcolonial anglófona es muchísimo más grande que la francófona. Sólo la India tiene mucha más población que todos los países árabes. Es normal que su cultura sea más visible. La inmigración, que en España es un fenómeno de los últimos 20 años, está en el Reino Unido desde 1950 y es, en parte, la inmigración de las élites postcoloniales. Salman Rushdie fue a Cambridge pero es que su padre también fue a Cambridge. Y esa élite tuvo hijos ingleses: Ishiguro, Zadie Smith o Kueishi, por seguir con el ejemplo de la literatura”.

Queda una pregunta latente: ¿tiene algo que ver con este éxito postcolonial británico el hecho de que el British National Party, el partido de ultraderecha del Reino Unido, nunca haya tenido la relevancia del Frente Nacional (hoy Agrupación Nacional) en Francia? “El BNP tuvo cierto peso en los años 70. Pero el sistema de la circunscripción mayoritaria fue en su contra. Sus votantes, al final, acababan por votar por pragmatismo al Partido Conservador que siempre ha sido muy flexible ideológicamente. El UKIP ocupó su espacio en otro momento con un discurso anti inmigración duro pero más dirigido contra los polacos y los rumanos”. La xenofobia existe en todos los países del mundo; lo que los mide es qué hacen con ella.

‘-‘+m)).toLowerCase();var found=ownAttrs.filter(function(a){return a===’data-‘+dashed;})[0];if(!found){div.setAttribute(‘data-‘+dashed,value);}} return div;};var getFilteredGroups=function(){var elements=selectElements(ORIGINAL_ELEMENT_SELECTOR);var groups=elements.map(function(node){var container=node.closest(ROOT_SELECTOR);var childs=selectElements(CHILDS_SELECTOR,container);var cxId=node.getAttribute(ATTRS.cxId);var index=getWidgetPlaceIdx(childs,node);var isPremium=checkIfAttrIsTrue(node,ATTRS.isPremium);var isBasic=checkIfAttrIsTrue(node,ATTRS.isBasic);var breaks=breaksRule(childs,index);return{breaks:breaks,container:container,childs:childs,cxId:cxId,originalElement:node,index:index,isBasic:isBasic,isPremium:isPremium};});var filtered=groups.filter(function(group){return group.container&&group.childs&&group.childs.length>0&&group.index!==-1&&!group.isPremium&&group.isBasic&&group.cxId;});return filtered;};var getWidgetPlaceIdx=function(children,originalElement){var nodesInContentBody=children;var index=0;for(var i=0;i

Conforme a los criterios de

The Trust ProjectSaber más{ul&&ul.setAttribute(‘aria-hidden’,’false’);ul&&ul.classList.remove(“hidden-content”);})}} function closeFeaturedLinks(element,button,uls){element&&element.classList.toggle(“ue-c-popular-links–closed”);button&&button.setAttribute(‘aria-expanded’,’false’);let span=button&&button.querySelector(“span”);span.innerHTML=”Ver enlaces de interés”;if(uls){uls.forEach((ul)=>{ul&&ul.setAttribute(‘aria-hidden’,’true’);ul&&ul.classList.add(“hidden-content”);})}}]]>

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Facebook Verified Badge for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services