Elige bien quién te pone el bótox: “El boom de la medicina estética hace que la gente crea que pincharse no conlleva riesgos”

Posted on

Como casi todo hoy en día, la medicina estética también tiene su día internacional, y es hoy, 6 de septiembre. Una especialidad cada vez más extendida y en auge como afirma la doctora Virtudes Ruiz,presidente de la Asociación Murciana de Medicina Estética (AMMECC): el 40% de la población española recurre a ella.

Si hablamos con los médicos expertos en la materia, hay un tema candente que les afecta tanto a ellos, los profesionales, como a los pacientes. Se trata del intrusismo profesional, un práctica que las asociaciones nacionales y comunitarias luchan por erradicar, con el objetivo final de garantizar la seguridad última de quienes decidan someterse a una intervención médico estética (lo que nos tare a la mente el caso ‘Linda Evangelista’), ‘pinchazos’ de ácido hialurónico, bótox… tal y como defiende la doctora Petra Vega, tesorera de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME).

El intrusismo profesional, un tema candente

Como ya recogía la SEME en julio, el juzgado de lo penal de Barcelona ha reconocido que personal no médico no puede realizar tratamientos de medicina estética y ha dictado sentencia condenatoria por un delito de intrusismo, salud pública y lesiones en Cataluña.

Por su parte, la SEME, personada en este caso como acusación popular y tras diez largos años de instrucción, ha celebrado la sentencia: “es un paso muy importante para la seguridad de los pacientes”.

Pero eso solo un paso, porque, tal y como ‘acusa’ la doctora Virtudes Ruiz, “queda mucho por hacer y legislar, ya que en muy poco tiempo la medicina estética ha experimentado un ‘boom’ donde todo el mundo quiere una parte del pastel”.

Así, profesionales no médicos como dentistas, enfermeros, fisioterapeutas, y por supuesto esteticistas que realizan todo tipo de tratamientos considerados médicos, se “saltan a la torera la legislación”, declara Ruiz.

En Francia también andan muy concienciados con este tema. Desde principios del año 2022, la Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento y Productos Sanitarios francesa (ANSM) ha recibido unos cuarenta informes de reacciones adversas después de inyecciones de ácido hialurónico realizadas por personas no autorizadas, en prácticas llevadas a cabo por no médicos que son peligrosas y están prohibidas, para más inri.

Quién puede ‘pinchar’ en España

Explica la doctora Vega que el ejercicio de la medicina estética está totalmente regulado según la Ley de Ordenación de los Establecimientos Sanitarios de 2003, que organiza los centros sanitarios y recoge qué requisitos se necesitan y qué cartera de servicios pueden ofrecer. El epígrafe U.48 establece, en concreto, que los centros sanitarios de medicina estética deben estar bajo la responsabilidad de un médico (tanto a nivel legal como penal).

Por eso, ‘en teoría’, los profesionales que pueden ejercerlo pueden ser médicos exclusivamente. Desde el año 2021, además, por ejemplo, un máster en medicina estética solo puede ir dirigido a médicos.

Es cada comunidad autónoma en particular quien revisa qué va a querer hacer cada centro para dar la licencia según las leyes establecidas. “¿Que quiero pinchar ácido hialurónico? Pues me pedirán qué titulación tengo, qué seguro de responsabilidad civil, cómo lo voy a hacer, para que el paciente en cada momento sepa qué circuito se va a seguir”, explica la doctora Petra Vega.

Y, sin embargo, como argumenta la doctora Ruiz, la medicina estética no está considerada como una especialidad dentro del Sistema Sanitario Español y por lo tanto no existe una regulación al respecto en cuanto a la formación específica en esta parte de la medicina que debería ser necesaria para poder ejercer con garantías suficientes para la población usuaria de la misma.

Esto se debe a que, aunque esta rama estética está reconocida por los colegios de médicos y la OMC, en España, para obtener la categoría de especialidad hay que hacer el MIR, que solo se consigue prestando asistencia pública, cuando la medicina estética se limita al ámbito privado.

Desde 2003, recuerda la doctora Vega, para esta disciplina y otras como los cuidados paliativos y las urgencias, se intenta crear una acreditación avanzada que demuestre una formación continuada, posgrados… “Pero esto requiere que todas las comunidades autónomas lo desarrollen y 19 años después se sigue creando el marco legal”.

Entonces, ¿cualquier médico me podría pinchar bótox? En teoría sí, pero muchas comunidades autónomas se curan en salud y añaden al desarrollo del U. 48 que “tengas un diploma de un colegio de médicos donde el presidente firme que tengas un conocimiento al respecto”, como señala Vega.

Por qué es tan importante elegir bien quién nos pincha

La popularización en redes sociales y el aumento de la demanda de procedimientos médico estéticos ha llevado, según la doctora Vega, a que la gente llegue a creer que pincharse no conlleva riesgos.

Paradójico resulta que “preocupe comer un tomate que no sabes de dónde viene y te puede envenenar y pienses que si te pinchas un producto estético del que ignoras la procedencia no te va a pasar nada”, reflexiona Vega.”Es mucha la gente que cree que hacer algo solo por ser más guapo no va a tener consecuencias, cuando cualquier cosa que metamos en el organismo tiene repercusiones, buenas o malas”, prosigue la experta.

No hay que olvidar, a la hora de elegir bien dónde pincharse y con quien, que la medicina estética es un “área satisfactiva, la persona no acude porque le vaya la vida en ello, quiere mejorar, no salir del procedimiento con un efecto secundario tan grave que te empeore la vida”.

Es por eso que la elección del profesional que realice un procedimiento médico estético es vital. “Gracias a nuestros conocimientos adquiridos tras seis años de carrera y cuatro o cinco de especialización, los médicos realizamos una historia clínica para detectar posibles anomalías que nos impidan realizar determinados tratamientos; tenemos conocimiento exhaustivo de la anatomía de la zona, de las propiedades del producto y de la técnica empleada… Pero, lo más importante de todo, es que si durante el tratamiento surge un problema (grave o no), que puede ocurrir a pesar de la banalización de estos tratamientos, estamos preparados para atender al paciente y solventar el problema”, argumenta Virtudes Ruiz.

“No hay seguridad suficiente para los usuarios si no es en manos de un médico, y esto la mayoría de la población no lo tienen muy claro”, se lamenta Ruiz.

Por eso, para que quede más claro, agua, la doctora Vega resume en tres puntos por qué es tan importante saber con quién te pinchas:

  1. Porque un médico sabe tratar los efectos secundarios que, como en todo en esta vida, pueden aparecer. “Somos los únicos que tenemos en nuestras manos las herramientas para hacerlos, medicación incluida”.
  2. Solo un médico garantiza el producto que se infiltra (bótox, ácido hialurónico), porque es el único que legalmente lo puede comprar en una farmacia o laboratorio, y seguir su trazabilidad, desde la fabricación hasta la infiltración, pasando por la conservación.
  3. Y solo un médico tiene la responsabilidad civil, médica e incluso monetaria que garantiza que está respaldado ante cualquier problema que tenga.

¿Cómo saber a ciencia cierta que el centro donde acudimos se acoge a la ley? El paciente debe informarse de que el centro donde va a ir es un centro médico que está autorizado, y eso se se puede mirar en cada comunidad autónoma. “¿No estamos todo el día consultando al doctor Google? Pues este es sin duda el momento de no dejar de hacerlo, metemos número o nombre y averiguaremos qué autorización tiene ese centro o profesional y para ejercer el qué”, aclara la doctora Vega.

¿Llegará el final del intrusismo?

No muy optimista se muestra la doctora Virtudes Ruiz: “Un ejemplo más: el bótox solo pueden inyectarlo, por ley, los médicos, que además hayan realizado un curso específico para su uso con fines estéticos. A pesar de ello parece que cualquiera puede inyectarlo sin consecuencias y no solo eso, lo puede anunciar a bombo y platillo por redes, carteles, la radio etc. etc…. Al final somos los médicos los que no podemos anunciarlo y el resto, los ‘intrusos’, tienen las de ganar”, se lamenta

Para la doctora Petra Vega, el final del intrusismo llegará a través de la educación de la ciudadanía, de llevar el mensaje de que la belleza no es superflua, forma parte de nosotros, y no viene de fuera: hay que estar en manos seguras para estar más bello y sanos.

‘-‘+m)).toLowerCase();var found=ownAttrs.filter(function(a){return a===’data-‘+dashed;})[0];if(!found){div.setAttribute(‘data-‘+dashed,value);}} return div;};var getFilteredGroups=function(){var elements=selectElements(ORIGINAL_ELEMENT_SELECTOR);var groups=elements.map(function(node){var container=node.closest(ROOT_SELECTOR);var childs=selectElements(CHILDS_SELECTOR,container);var cxId=node.getAttribute(ATTRS.cxId);var index=getWidgetPlaceIdx(childs,node);var isPremium=checkIfAttrIsTrue(node,ATTRS.isPremium);var isBasic=checkIfAttrIsTrue(node,ATTRS.isBasic);var breaks=breaksRule(childs,index);return{breaks:breaks,container:container,childs:childs,cxId:cxId,originalElement:node,index:index,isBasic:isBasic,isPremium:isPremium};});var filtered=groups.filter(function(group){return group.container&&group.childs&&group.childs.length>0&&group.index!==-1&&!group.isPremium&&group.isBasic&&group.cxId;});return filtered;};var getWidgetPlaceIdx=function(children,originalElement){var nodesInContentBody=children;var index=0;for(var i=0;i
Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Facebook Verified Badge for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services