El virus del Covid nos haría más vulnerables al cáncer

Posted on

La pregunta ya es una declaración de intenciones. «¿Es el SARS-CoV-2 un virus oncogénico?» O formulada de otra manera, ¿haberse contagiado de Covid podría facilitar el desarrollo de algún tipo de tumor cancerígeno? La cuestión la han planteado tres investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela, y desde un punto de vista genético, la respuesta podría ser afirmativa. Los profesores Antonio Salas, Alberto Gómez-Carballa y Federico Martinón han publicado en el Journal of Infection un artículo en el que exponen sus conclusiones tras estudios en pacientes infectados de Covid, y dejan la puerta abierta a que se siga explorando esta posible relación. Sus resultados, aclaran, «no demuestran una relación causal entre SARS-CoV-2 y cáncer, pero en el caso de que estudios más grandes en muestra y extensos en seguimiento, puedan confirmarlo, el impacto en la salud pública mundial sería enorme».

«No pretendemos generar falsas alarmas ni dar miedos», aclara Martinón, «es un estudio de investigación clínica básica» en el que «hemos encontrado señales moleculares que obligan a seguir investigando en esta línea para que nosotros u otros grupos desmientan o confirmen». El investigador incide en que los resultados obtenidos «no implican que haya que tomar ningún cambio de actitud en prevención o tratamiento», e insiste en que «esto es investigación». «Somos los primeros que hacemos una llamada para tomar estos resultados con la debida prudencia», añade Antonio Salas, «esta no es una faceta alarmista, sino de la necesidad del científico de responder a preguntas».

La clave estaría en los efectos del virus del Covid sobre la proteína oncosupresora p53, «conduciendo a su degeneración por daño oxidativo». Los antígenos del SARS-CoV-2 «secuestran la proteína» y «aprovecharían las vías controladas por la p53 durante la fase de infección, obviando las respuestas inmunitarias» . Esto no quiere decir que haber enfermado de Covid provoque cáncer, sino que la inhibición a largo plazo de la p53 derivada del coronavirus podría ser un factor de riesgo de carcinogénesis, pero que para su desarrollo se necesitarán otra serie de factores. El comportamiento del SARS-CoV-2 es similar «al de otros virus», aclara Salas, que también afectan a la p53 durante las fases agudas de la infección, como los del papiloma, la hepatitis o el herpes, pero lo llamativo vino cuando se exploraron los efectos a medio plazo tras haber superado el Covid.

Efectos en Covid persistente

En el estudio realizado desde el Instituto de Investigación Sanitaria (IDIS) de la Universidad de Santiago de Compostela se halló que «en pacientes con Covid persistente, con formas prolongadas de la enfermedad, a doce, dieciséis y veinticuatro semanas después de la infección -ya no en fase aguda- vemos la persistencia de ese descenso» en la p53, sobre todo en aquellas personas que desarrollaron cuadros más graves de coronavirus. «Esto no garantiza que la p53 no se vaya a normalizar pasado más tiempo, pero sí demuestra que el SARS-CoV-2 tiene apetencia por esa proteína». Los pacientes con Covid en fases baja y moderada recuperaron los niveles de p53 transcurridas veinticuatro semanas, recoge el estudio.

«La p53 es una de las proteínas más conocidas por los oncólogos», desarrolla Salas, «una de sus funciones es vigilar que las células no se dividan de manera incontrolada, por lo que se la considera una proteína oncosupresora; tiene un valor terapéutico importante por su rol fundamental en el ciclo celular. Una alteración de la p53 generalmente es sinónimo de un ciclo celular descontrolado, y por eso aparece permanentemente en todos los tumores«.

Para alcanzar estas conclusiones, el IDIS realizó tres estudios con cien pacientes, entre sanos (como grupo de control) e infectados de Covid-19, estratificados en función de su gravedad, desde enfermos críticos, a graves, leves; así como en diferentes momentos tras la infección, a las doce, dieciséis y veinticuatro semanas tras el test negativo o el alta médica. La investigación replica otro trabajo que dio a conocer en publicaciones médicas una posible relación entre el SARS-CoV-2 con el cáncer de endometrio, estableciendo «no que sea una relación inequívoca, sino que hay una serie de alteraciones genéticas que sumadas al Covid puede favorecer la aparición de este tipo de cáncer», explica Martinón.

Para Salas, «la lectura más obvia es la que pueda relacionar el Covid-19 con una disfunción del ciclo celular, que es lo que sucede en el tumor». «A nuestro juicio, podría ser especialmente delicado en personas que ya tienen un tumor establecido, sobre todo si es respiratorio, o en circunstancias donde el SARS-CoV-2 busca esos reservorios donde el virus se esconde y no se detecta en sangre, manteniendo algún tipo de actividad».

Federico Martinón reconoce que su estudio es apenas un punto de partida para que otros grupos sigan en esta línea. Identifica tres posibles frentes para desarrollar: continuar su estudio «con pacientes a más largo plazo, por si nuestros datos en fase aguda y post-aguda persisten»; «realizar estudios clínicos epidemiológicos, para ver si hay incrementos de las tasas de procesos oncológicos respecto a no infectados»; «y comprobar en sujetos con proceso oncológico, si la infección por SARS-CoV-2 ha deteriorado o contribuido a alterar su cáncer original», una investigación que admite «difícil de valorar» pero que «puede hacerse». «Ya hay grupos de investigación en el mundo trabajando en estas hipótesis», avanza.

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Twitter Verified Badge for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.