El independentismo más radical expulsa a ERC y a medio Govern de la Diada

Posted on

Primero el nacionalismo secuestró la Diada, expulsando de la misma a quienes defendían un catalanismo en armonía con España. Luego, el independentismo acabó expulsando del 11 de septiembre a quienes no creían en la ruptura con España. Y ya en un último estadio de absoluta degradación, el secesionismo más radicalizado ha acabado por expulsar a quienes se desvían, ni que sea un milímetro, de la línea ortodoxa. Prietas las filas, cada vez son menos, cada vez están más crispados. Es en este contexto en el que sigue abierta y sin perspectivas de cerrarse, la herida abierta entre la Asamblea Nacional Catalana (ANC), desde 2012 organizadora de la manifestación independentista, y ERC, formación a la que se reprocha su vía de diálogo con el Gobierno y lo que definen como desviación autonomista.

Aunque el manifiesto de la Diada lanzado por la ANC cuestiona en general a los partidos independentistas por «acomodarse a las instituciones», en Esquerra entienden que las críticas explícitas de la ANC a la mesa de diálogo, por ejemplo, son un ataque directo a su formación.

Tras el anuncio del presidente Pere Aragonès de que no acudiría a la manifestación, el máximo dirigente de la formación republicana, Oriol Junqueras, se sumó a las críticas a esta organización, asegurando que dicha convocatoria «va en contra de muchos independentistas». Aunque no aclaró si el iría personalmente, apuntó que espera que «vaya lo mejor posible», dando a entender que mejor no constasen con él. En la Ser, reconoció que le gustaría participar y que el movimiento independentista «fuera inclusivo» en todos los ámbitos, también en las movilizaciones en la calle, acusando de manera implícita a la ANC, a la que acusó de ir contra «el independentismo mayoritario» que ERC dijo representar.

Ahora mismo la fractura parece imposible de restañar, y aunque ERC aseguró que cargos y dirigentes suyos acudirían a la manifestación del día 11, ahora mismo solo la expresidenta del Parlament Carme Forcadell confirmó su presencia, aunque se entiende que más bien por su condición de antigua máxima dirigente de la entidad. Otros, por contra, ya han dicho que no irán. Es el caso del líder de ERC y candidato de ERC en Barcelona, Ernest Maragall, para quien la ANC «no tiene ninguna pretensión unitaria». Su presencia, dijo, «no sería coherente con el planteamiento que han hecho los propios organizadores».

En realidad, la fractura entre ERC y la ANC no deja de ser una traslación de la que existe entre los republicanos y Junts, lo que se reproduce también en el seno del Govern. Ayer mismo, la portavoz del mismo, Patrícia Plaja, tuvo que hacer equilibrios dialécticos para no hacer explícita la división. Mientras que el vicepresidente Jordi Puigneró y el resto de consejeros de Junts anunciaron prestos que ellos sí irían a la manifestación, ninguno de los de ERC lo hará, tal y como se confirmó anoche. En la Diada de 2022, una parte del Govern, pues, se manifestará contra la otra mitad del Ejecutivo del que forma parte. «Y no pasa nada, pasa, ha pasado y pasará con otros temas. El Govern es capaz de aislarse de las discrepancias y de la dinámica de los partidos políticos y seguir trabajando con sintonía«, trató de capear como pudo la portavoz Plaja.

No solo desde ERC se cuestiona a la ANC. El expresidente de la Generalitat, Artur Mas, se sumó al reproche contra la Assemblea Nacional, a la que acusó ayer de «radicalizar« su discurso contra de los partidos, alegando que sin ellos no se podrá conseguir la independencia. Mas, que dijo que no acudiría a la Diada por motivos familiares, recordó que como presidente de la Generalitat no asistió tampoco »para preservar el sentido institucional de la presidencia de la Generalitat, y no por la explicación que se está dando en este momento«.

La principal incógnita es saber hasta qué punto la marcha del próximo domingo será sólo contra ERC o contra el Govern en conjunto. Se verá también si todos los dirigentes de Junts son recibidos con el mismo calor. Ayer, ante la controversia generada, La presidenta de la ANC, Dolors Feliu, negó que la manifestación sea contra los republicanos así como que tenga un carácter excluyente, y añadió que siempre se han referido «al 52%» de votos de las fuerzas independentistas. «En ningún momento nos hemos referido a ningún partido. Siempre nos referimos al 52% que no cumple. No es, de ninguna de las maneras, excluyente. Dentro de la ANC hay todo tipo de gente que quiere la independencia«, defendió en una entrevista en Catalunya Ràdio recogida por Ep.

La fractura, en todo caso, es explícita. «Los partidos están muy instalados en el autonomismo«, apuntó Feliu, poniendo de nuevo sobre la mesa la posibilidad de impulsar una »lista cívica« electoral al margen de los partidos.

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Twitter Verified Badge for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.