David Silva regresa al lugar del crimen

Posted on

Directo

El 23 de octubre de 2011, David Silva (Arguineguín, 36 años), mandó a toda la afición del Manchester United al diván del psicólogo. Con un pasmado Alex Ferguson en el banquillo de Old Trafford, el ahora futbolista de la Real Sociedad dirigió la coreografía del Manchester City en la mayor afrenta recibida por los diablos rojos en la historia de los derbis entre los dos equipos de la ciudad (1-6). Sólo había un precedente. El 26 de enero de 1926, también en el teatro de los sueños, el City ganó por el mismo resultado. Nadie de los presentes en el coliseo mancuniano recordaba ya aquella derrota, aplastada por varias décadas de dominio del United en el fútbol de la ciudad.

Con Roberto Mancini como entrenador y David Silva a los mandos en el campo, el City dio una exhibición de juego. Silva marcó un gol, dio una asistencia espléndida en el sexto y último, participó en la elaboración de dos tantos más y sembró el pánico entre los defensores del United y en su amigo David De Gea, el guardián de la portería del United, al que le coló la pelota entre las piernas en el quinto gol del City.

Más información

“Fue un partido muy bueno, y creo que ese día se empezó a cambiar la mentalidad del club”, contaba Silva en la entrevista de despedida a los medios del club inglés. “Sí, es verdad que di una buena asistencia, tal vez una de las mejores, pero todo depende del delantero que la aproveche. Si no hay gol, no hay asistencia”. Marcó Edin Dzeko. “Ese año ganamos la Liga en el último minuto del último partido”. También al United. “Las cosas cambiaron mucho en el club”. El City de Mancini, al que después sustituyó Pellegrini —tras el breve paréntesis de Brian Kidd—, y por último Guardiola, y que había sido el segundón en Manchester, comenzó a acostumbrarse a asaltar periódicamente Old Trafford y elevar sus objetivos, siempre con el ahora jugador de la Real Sociedad en el eje de creación del equipo.

David Silva celebra su gol ante el Manchester United en Old Trafford el 23 de octubre de 2011.Laurence Griffiths (Getty Images)

1.000 aficionados

Tras su despedida de Manchester, Silva regresa al lugar del crimen con la Real Sociedad, que se enfrenta por tercera vez en la última década al Manchester United (21.00, Movistar Liga de Campeones). El equipo donostiarra, que estará apoyado por más de mil aficionados en la grada, que se concentrarán antes del partido en la céntrica Shambles Square, viaja con la esperanza de olvidar aquel doloroso 0-4 del Juventus Stadium, a puerta cerrada por la Covid, y lejos de Anoeta.

Para la vuelta de aquella eliminatoria, ya decidida en la ida, Imanol no convocó a Silva, que se quedó sin jugar otra vez en Old Trafford. Ahora tendrá la oportunidad de volver a hacerlo, justo en un momento de la temporada en el que el United parece resurgir de sus cenizas bajo el mando de Erik Ten Hag, con Cristiano en el banquillo y Casemiro a un paso de su primera titularidad con el equipo inglés, aunque el entrenador neerlandés avanzó que Ronaldo podría ser también titular frente a la Real: “Jugó frente al Brentford, y no lo ha hecho de salida desde entonces”, apuntó en la rueda de prensa previa al partido. “Pero está listo para salir de inicio. Tal vez no puedo tener contentos a todos, pero todos juegan si se entrenan bien”.

Silva, que fue el mejor de la Real en el empate del pasado sábado ante el Atlético de Madrid en Anoeta, es el jugador que más veces ha ganado el Old Trafford en la última década. Después de dos derrotas consecutivas, una en Liga (2-1), después de marcar el tanto del City, y otra en la Copa inglesa (1-0). Fue en 2011 cuando consiguió ese 1-6 estratosférico. Al año siguiente, el City volvió a ganar (1-2), con David Silva en el campo.

En 2013, los citizens sumaron otra victoria contundente (0-3); en la temporada 2016/17 ganaron 1-2; al año siguiente repitieron el resultado y marcó Silva, y su último triunfo fue en la temporada 2018/19. Se despidió el ahora jugador de la Real con un 0-2. En la temporada 14/15, el United ganó 4-2 y en la siguiente, David Silva no jugó el derbi de Manchester en Old Trafford. El canario, que jugó 436 partidos vestido de azul celeste y tiene una estatua levantada a la entrada del Etihad Stadium con el balón pegado a su pie izquierdo, fue durante una década, el azote del Manchester United

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Spotify Promotion for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.