Cuando Barranco medió para que la duquesa de Alba viese a la reina Isabel II

Posted on
  • Directo Muere Isabel II, últimas noticias
  • Álbum Los homenajes a la reina Isabel II en Reino Unido, en imágenes

Juan Barranco todavía recuerda aquella llamada que recibió de Jesús Aguirre, el marido entonces de la duquesa de Alba, en la que le pedía invitaciones para poder acudir a la entrega de la llave de la ciudad de Madrid a la Reina Isabel II durante su única visita a España en 1988.

«Tenían mucho interés en acudir al acto en el salón de plenos de la Plaza de la Villa y a mí me parecía normal que fueran. Allí la duquesa de Alba saludó a la reina Isabel II. Luego los duques nos invitaron a mi mujer y a mí a cenar en el Palacio de Liria para agradecernos la ayuda», declara el ex alcalde de Madrid en conversación telefónica con este periódico.

La monarca británica aterrizó en el aeropuerto de Barajas en el mes de octubre de 1988 junto a su marido, Felipe de Edimburgo, en un histórico viaje oficial en el que recorrió Madrid, Sevilla, Mallorca y Barcelona, donde quedó fascinada por Cobi, la mascota olímpica.

Los cronistas de la época describieron por aquel entonces a Isabel II como «fría», algo que se atribuyó a una gripe que sufrió durante el periplo.

Barranco evoca ahora, 34 años después, que en el acto en el Ayuntamiento nada se salió del guión y que todo estuvo dirigido por la rigidez de las normas británicas: «Ella era muy correcta con toda esa pompa del protocolo británico. Nada que ver con el Rey Juan Carlos, que era mucho más abierto y cordial. Todo fue muy oficial y acartonado».

El ex primer edil socialista de Madrid entre 1986 y 1989 rememora que Felipe de Edimburgo «estaba encima de todo» y que no se limitaba a ocupar un segundo plano. «Era un hombre muy pegadizo y un poco pesado», expone.

También relata que su esposa Esther se rebeló contra el estricto protocolo británico: «Le pidieron que se pusiese sombrero ante la Reina Isabel II, pero mi mujer se negó. Ella dijo que si la Reina Sofía no había llevado sombrero, ella tampoco».

Una apretada agenda

Durante aquellos tres intensos días en la capital, la Reina de Inglaterra tuvo una agenda de lo más apretada con encuentros y visitas al Palacio de la Zarzuela, el Monasterio del Escorial, el Museo del Prado -donde contó con Jorge Semprún como guía-, la Universidad Complutense, el Ayuntamiento y el Congreso. También participó en una cena de gala organizada por los Reyes de España en el Palacio Real, a la que acudieron más de un centenar de personalidades, entre ellas, la duquesa de Alba.

La Reina, en su visita al Escorial.E. M.

José Luis García Millán es otro de los pocos testigos de primera mano que quedan vivos de aquel viaje. Otros como el ex rector de la Universidad Complutense Gustavo Villapalos; el ex presidente del Congreso Félix Pons; el ex ministro de Asuntos Exteriores Francisco Fernández Ordóñez o el prior del Monasterio de San Lorenzo del Escorial Gonzalo Díaz ya han fallecido.

García era el alcalde de San Lorenzo del Escorial ese año y fue el encargado de recibir a la Reina durante su recorrido por el emblemático monasterio madrileño. Esta cita de la monarca británica fue todo un símbolo para la época, ya que el monumento fue mandado construir por Felipe II, el Rey que en 1588 intentó invadir a Inglaterra con la Armada invencible para destronar a Isabel I.

Por eso se trató de una visita memorable, tanto por sus implicaciones históricas como por el clima que la rodeó. En ese encuentro, la Reina de Inglaterra y los Reyes de España enterraron siglos de historia y de desconfianza mutua entre españoles y británicos.

El recorrido estuvo plagado de anécdotas, como recuerda García Millán, que se ocupó de entregar la Medalla de Honor de San Lorenzo del Escorial a la monarca. «El traductor del acto iba a ser el embajador del Reino Unido en España, pero, al final, el Rey Juan Carlos fue quien se puso a traducir», explica el ex alcalde socialista. Como ejemplo del ambiente distendido que reinó en el evento fue don Juan Carlos quien condujo el coche que les trasladó al Escorial, mientras que la Reina Isabel II iba de copiloto.

Allí, el alcalde del Escorial se disponía a entregar el bastón de mando a don Juan Carlos, como dicta el protocolo, pero éste le espetó: «¿Qué te parece si se lo damos a ella?». «Entonces, yo entregué el bastón al Rey Juan Carlos, que me lo devolvió y se lo di a la Reina. Al día siguiente, algunos medios dijeron que me había equivocado, pero no era verdad. El bastón de mando se entrega al jefe del Estado español, no al británico», afirma.

Otra de las anécdotas que recuerda el ex regidor es que a la Reina se le cayeron las gafas cuando visitaba la habitación de Felipe II en El Escorial. «Inmediatamente, todos nos agachamos a recogerlas, pero ella fue más rápida y las cogió antes», declara con una sonrisa.

La soberana quedó fascinada con el Monasterio escurialense, al que calificó de «increíble», especialmente por el sonido del órgano de la Real Basílica y por las obras de El Greco, que la llamaron la atención por su forma de usar el color, según narraron las crónicas del momento.

El Ayuntamiento de San Lorenzo del Escorial elaboró un detallado documento para justificar la concesión de la medalla de Honor a la soberana: «Si alguna ciudad podría resultar particularmente antipática a la Reina Isabel II, entendemos que el Real Sitio se llevaría la palma. En ningún solar de España se ha condensado en tiempos pretéritos y por pie cuadrado más hostilidad hacia Inglaterra que en San Lorenzo del Escorial», rezó el texto.

La Medalla de Honor concedida a la Reina.

El Consistorio destacó que la visita de la Reina era un gesto de concordia que podía «ser capaz de eliminar para siempre esa roca que obstruye desde hace siglos el camino recto y claro entre Madrid y Londres». «Cuando ese secular obstáculo desaparezca y ambos pueblos se fundan en un abrazo, el actual viaje de la Reina de Gran Bretaña a España se considerará como la primera piedra de una amistad-hispano inglesa firme y duradera como el granito», indicó.

En el viaje, la reina también tuvo tiempo de tomar el té con su tío segundo, el conde de Barcelona, padre del Rey Juan Carlos, en su casa de Puerta de Hierro. No olvidemos que las dos familias tienen parentesco y que el Rey Felipe VI se refería a la monarca como «tía Lilibeth».

‘-‘ + m)).toLowerCase(); var found = ownAttrs .filter(function (a) { return a === ‘data-‘ + dashed; })[0]; if (!found) { div.setAttribute(‘data-‘ + dashed, value); } } return div; }; var getFilteredGroups = function () { var elements = selectElements(ORIGINAL_ELEMENT_SELECTOR); var groups = elements.map(function (node) { var container = node.closest(ROOT_SELECTOR); var childs = selectElements(CHILDS_SELECTOR, container); var cxId = node.getAttribute(ATTRS.cxId); var index = getWidgetPlaceIdx(childs, node); var isPremium = checkIfAttrIsTrue(node, ATTRS.isPremium); var isBasic = checkIfAttrIsTrue(node, ATTRS.isBasic); var breaks = breaksRule(childs, index); return { breaks: breaks, container: container, childs: childs, cxId: cxId, originalElement: node, index: index, isBasic: isBasic, isPremium: isPremium }; }); var filtered = groups.filter(function (group) { return group.container && group.childs && group.childs.length > 0 && group.index !== -1 && !group.isPremium && group.isBasic && group.cxId; }); return filtered; }; var getWidgetPlaceIdx = function (children, originalElement) { var nodesInContentBody = children; var index = 0; for (var i = 0; i

Conforme a los criterios de

The Trust ProjectSaber más { ul && ul.setAttribute(‘aria-hidden’, ‘false’); ul && ul.classList.remove(“hidden-content”); }) } } function closeFeaturedLinks(element, button, uls) { element && element.classList.toggle(“ue-c-popular-links–closed”); button && button.setAttribute(‘aria-expanded’, ‘false’); let span = button && button.querySelector(“span”); span.innerHTML = “Ver enlaces de interés”; if ( uls ) { uls.forEach((ul) => { ul && ul.setAttribute(‘aria-hidden’, ‘true’); ul && ul.classList.add(“hidden-content”); }) } } ]]>

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Facebook Verified Badge for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services